Martillo Neurológico

Reequilibra tu estructura de una manera suave y agradable

Qué es

El martillo neurológico tiene como base del tratamiento la visión global de la estructura proponiendo que se puede equilibrar toda ella por medio de impulsos rápidos y indoloros. Se trata de un instrumento novedoso, utilizado como medio de tratamiento con el fin de equilibrar estructures como la columna vertebral y el resto de articulaciones por medio de un impacto indoloro, que sustituye la fuerza por la velocidad, manteniendo la máxima eficacia y eliminando agresividad y riesgos.

Tiene sus orígenes y filosofía en la quiropráctica.

Cómo funciona

En la manipulación directa se lleva la articulación al límite llevando al paciente a posiciones incomodas y dolorosas y aplicamos una fuerza determinada y a una velocidad determinada pero poco controladas. Muchos terapeutas y pacientes relacionan el ruido articular con el éxito del tratamiento cuando esto no es realmente necesario

Con el martillo neurológico trabajamos en una posición cómoda y segura para el paciente. Lo que se consigue es una fuerza mecánica menor a favor de un mayor efecto neurológico abriendo así una comunicación con el sistema nervioso central y periférico, en otra palabras, el terapeuta ajusta pero el sistema nervioso es el que corrige.

Las cualidades de la Técnica son las siguientes:

-          Precisión: porque contactamos con el punto exacto

-          Suavidad: Se aplica en una posición relajada y con una fuerza concreta

-          Constancia: La fuerza y la velocidad son constantes y son transmitidos igual en cada ajuste.

-          Efectividad: ha sido medido y estudiado por investigaciones clínicas y científicas.

Para qué sirve

El martillo Neurológico está indicado para cualquier tratamiento  mencionado en la Osteopatía o Quiropraxia con la ventaja que se puede aplicar en personas con limitaciones físicas como la osteoporosis, embarazo, edad avanzada, niños…  así solucionaremos problemas estructurales, viscerales, neurologicos…

Cómo es una sesión

Una sesión de Martillo neurológico se desarrolla con el paciente tumbado en la camilla, el terapeuta hace con la ayuda del paciente una serie de diagnósticos muy precisos que nos indican que segmentos debemos manipular con el martillo neurológico.  La duración de un tratamiento global puede ser de unos 15 minutos. Después de un tratamiento el sistema nervioso del paciente irá reorganizando el organismo para llevarlo a un estado óptimo. El resultado es que muchos problemas que a lo mejor no conseguimos resolver con otras técnicas se solucionan favorablemente con el martillo neurológico.

Precio

50€ / 1 hora (1ª Visita 60€)

Contactar

Salva Coromina / salva@sanai.es / 699 303 699