Método Bowen

Activa los puntos que despertarán el poder autosanador de tu cuerpo con los toques de Bowen

Qué es

La técnica Bowen es un método manual holístico que propone puestas en tensión muy suaves de los músculos y de los tejidos blandos; consigue resultados sorprendentes proporcionalmente a la intensidad del trabajo realizado por el terapeuta.

Origen

Thomas Ambrose Bowen nació en Australia en 1916. Al inicio de los años 50, se dio cuenta de que las crisis de asma que sufría su esposa y que provocaron varias hospitalizaciones, variaban fuertemente según su alimentación. Después de algunos años con una mejor dieta alimentaria y con manipulaciones de los tejidos blandos que había elaborado él mismo para aliviarla, Jessie no necesito más medicinas ni hospitalizaciones.

En ese periodo, su encuentro con Ernie Saunders, terapeuta manual reconocido, marcó un giro decisivo en su vida. Fue a continuación de numerosas entrevistas con este hombre que empezó a elaborar la técnica que iba a llevar su nombre. Como autodidacta, Tom Bowen estudió la anatomía, poco a poco y experimentando continuamente; desarrolló un método único que le permitía tratar con eficacia los dolores de espalda y otras patologías.

Tom Bowen se inspiró en el principio de que el cuerpo debe conseguir «auto-regularse». Bajo su punto de vista, una técnica terapéutica de calidad sería la que estimule al organismo para que regule por si mismo las disfunciones resultantes de perturbaciones en los tejidos. El principio subyacente quiere que la estructura gobierne la función. Así pues, una perturbación de la estructura de cualquier tejido perturbaría el funcionamiento de dicha estructura y por consiguiente el funcionamiento de todo el organismo.

Cómo funciona

La técnica Bowen es una terapia refleja, neuromuscular. Como otras terapias reflejas, la función de las redes neuromusculares y de otros receptores como la piel, las fascias, los músculos y las articulaciones son primordiales. En la técnica Bowen la “PAUSA”, llamada también “Tiempo de Integración Somato-Sensorial”, marca la gran diferencia; es necesaria y presente entre cada secuencia de “moves Bowen” ya que permite sin lugar a dudas una mayor integración de las informaciones haciendo que los resultados sean más duraderos.
El gesto del terapeuta debe ser muy preciso.

Para qué sirve

La técnica Bowen no busca el “tratar” las condiciones específicas, si no que se ayuda al organismo a establecer sus propios mecanismos de curación.

La lista siguiente ha sido elaborada a partir de testimonios de clientes aliviados por la técnica Bowen e indica los diferentes tipos de problemas diagnosticados por sus médicos.

• Restablecimiento más rápido de enfermedades, operaciones o heridas (habiendo ocurrido recientemente o bien sean antiguas);

• Dolores musculo-esqueléticos agudos o crónicos, post-traumáticos, post-quirúrgicos o de origen artrítico, con pérdida de movilidad o espasmos musculares;

• Lesiones deportivas : tobillos, rodillas, esguinces, distensión muscular, «codo de tenista»;

• Problemas de pelvis: dolores de caderas, dismetrías, tensión de ciertos músculos de la región pélvica;

• Problemas de hombros : dolores de hombros y de miembros superiores, entumecimiento de brazos, manos, restricción de la movilidad de los miembros superiores, heridas procedentes de movimientos repetitivos;

• Problemas de cuello: tortícolis a consecuencia de un accidente o de una mala postura, restricción de la movilidad del cuello;

• Dolores de coxis: debido a una caída o a un parto;

• Dolores de cabeza, migrañas: debidos a estrés y a tensiones o de origen postural o digestivo;

• Mandíbulas : dolores, tensiones de las mandíbulas;

• Problemas de ciática: de origen reciente o antiguo;

• Se muestra eficaz en la mejora del síndrome de fatiga crónica y de la fibromialgia;

• Dolores menstruales : ciclo irregular, síndrome premenstrual, menopausia y sofocos;

• Síndrome del túnel carpiano.

Más información

Manual Bowen

Precio

50€ / 1 hora (1ª Visita 60€)

Contactar

Salva Coromina / salva@sanai.es / 699 303 699